jueves, 15 de julio de 2010



Siempre existe un espacio para las procupaciones, llenan a veces los vacios que dejan los restos de esperanza o desilución.


Es como si las neuronas se encontraran enredadas en nudos de desentendimiento.




No se logran organizar las ideas.




Los suspiros son tan evidentes como una mirada perdida en un punto fijo.




Se paraliza el parpadeo y se vuelve inmóvil cada músculo y extremidad.


miércoles, 14 de julio de 2010

Volar


En cierto criterio, si se hablara de volar... crecen imágenes tan objetivas y comunes como aves, hadas, ángeles y plumas... alas, aviones, viento y cielo.
Cuando trato de plantearme una idea algo propia, siempre desciendo en el incomprensible pensamiento de que se puede volar sin esos factores automáticos del psiquis.
Tan solo imaginar cosas mas allá de la forma habitual, crear espacios profundos dentro de mi pequeño agujero de subjetividad, parpadear con la mirada ciegamente abierta, y desaparecer la realidad de un suspiro en segundos.
No cabe esfuerzo mayor para poder expandir mis alas de valor, y el viento de desesperación.
Por querer escapar de tanta cotidianidad y rutina.
No hace falta, un par de motores para encender un avión... con el mismo pensamiento pleno y descarado, la vida misma puede realzar un paso al aire.

....vacios de alientos, ardua tentacion que se dispara de un estallido de palabras y miradas, no son mas que sepias de momentos que traspasan la sencilles y la voluntad de nuestros cuerpos